PLD deja claro que acuerdos políticos son institucionales

Santo Domingo.- Que el Comité Político del PLD, con el evidente endoso del presidente electo, Danilo Medina, ratificara en sus posiciones a los presidentes de las cámaras legislativas, más que un castigo al PRSC parece una advertencia a quienes anidaron la esperanza de pasar desde el Congreso al Gabinete.

También hay castigo para el secretario general del PRSC, Ramón Rogelio Genao, quien hizo campaña indiscreta y pretendía ganar la presidencia de la Cámara de Diputados, aunque tal cosa, se sabe ahora, nunca se habló entre las dirigencias de los dos partidos.

Con la decisión de mantener a Reinaldo Pared Pérez en la presidencia del Senado y a Abel Martínez en la de la Cámara de Diputados, Medina y el Comité Político cerraron el tema sobre el importante puesto que, según Genao, su partido se merecía por su aporte en las pasadas elecciones.

Al tomar la medida, la mayor de las presiones que había recibido públicamente el presidente electo hasta ahora, quedó conjurado el caso, que sirve como advertencia para las otras 13 agrupaciones políticas que apoyaron la candidatura Danilo-Margarita, en cuanto a que los acuerdos serán institucionales.

El diputado Genao había montado sus premisas y polemizó con Pared Pérez públicamente en busca de ser apoyado para la posición, una aspiración que asumió en el pasado con tanto afán hasta las lágrimas. Genao, de Jarabacoa, pese a su juventud, es uno de los diputados más veteranos.

Para sustanciar la decisión de su partido, el presidente electo explicó que el pacto al que llegaron el PLD y el PRSC no incluyó cargos en el gobierno y negó que se pretenda minimizar el aporte que hizo el segundo partido al triunfo electoral del pasado 20 de mayo.

El presidente del PRSC, Carlos Morales Troncoso, había guardado su distancia de la campaña del diputado Genao, pero ayer el dirigente y principal teórico, Humberto Salazar, confirmó la posición de Medina en cuanto a que no se discutió la concesión de cargos a cambio del apoyo.

Medina advierte

Al fijar su posición, el presidente electo confirmó en la práctica lo que dijo a su retorno de Colombia y Brasil, en el sentido de que no hay suficientes sombreros para tantas cabezas. La advertencia pareció dirigida a todos los que están y se quieren quedar y a los que buscan ir a puestos.

Si Medina hubiese complacido a Genao habría abierta una olla de grillos entre los partidos aliados, aparte de que la aspiración personal del diputado chocaba con lo que parece ser un acuerdo no escrito: que otorgar cargos a los aliados se haría de partido a partido.

En el PRSC posiblemente no habrá amargura por lo ocurrido. Algunos dirigentes que han mantenido la compostura decían en privado que no favorecían la campaña del diputado de Jarabacoa y su polémica con Pared Pérez, ni la posibilidad de su elección.

Lo emocional traicionó al diputado Genao, quien mudó los dientes en la Cámara, se graduó como  profesional del tejemaneje congresual y fue abogado de algunas causas con repercusión pública. Su fortuna personal gruesa, derivada de sus actividades empresariales, lo han señalado como indispensable en la Cámara.

Genao nació en cuna humilde con el aura del primer régimen del doctor Balaguer en 1966. Ahora es una especie de vellocino de oro. Desde 1994 está aferrado al puesto de diputado. La movilidad social y la política lo han sentado en las mesas presidenciales y del empresariado más encumbrado donde se decide todo.

Un tiro doble

Con el mismo tiro con el cual el presidente electo, Danilo Medina, desmintió cualquier arreglo en la campaña electoral para garantizar puestos a cambio de apoyo, dejó claro que no favorecería que los legisladores de su partido pasen a las altas funciones del Gabinete en agosto.

El ejemplo de su respaldo a Pared Pérez, mencionado por algunos publicistas como el futuro ministro de la Presidencia, para que continúe al frente del Senado, se aplicaría a cualquiera de los que han sido señalados o han aupado las posibilidades de cambiar curules por ministerios.

Entre quienes estaban elaborando listas de puestos circuló la especie de que, además de Reinaldo, su hermano, el vicealmirante Sigfrido, quien fue secretario de las Fuerzas Armadas, y Carlos, estrecho colaborador del presidente electo, estarían en el gabinete, en una versión de troika inédita que solamente adversarios pudieron concebir.

La exigencia consigo mismo ha sido tal en el caso de Medina, que nadie al parecer puede hoy estar seguro de ordenar trajes nuevos para la toma de posesión y actos de la noche, el 16 de agosto, sin correr el riesgo de quedar plantado. En ese día “D” habría un corredero.

Fuente: Listin Diario

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Politica

Favor dejar su Opinion:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s