FMI advierte es necesario que RD elimine las exoneraciones de impuestos

Santo Domingo.- El Fondo Monetario Internacional (FMI) afirmó que el gasto tributario dominicano es uno de los más altos de América Latina, y que se hace necesario eliminar las exoneraciones de impuestos para poder elevar las recaudaciones.

El FMI recomienda que se hagan ajustes en las recaudaciones con un impacto equivalente al 4.7% del Producto Interno Bruto, para ampliar la base tributaria, reducir las exoneraciones de impuestos y hacer más simple el sistema tributario dominicano.

El FMI califica el régimen tributario dominicano de complejo, inestable  y difícil de controlar, además de que no cumple con ninguno de los principios básicos de tributación: suficiencia, equidad y eficiencia.

Explica que, contrario a las buenas prácticas, los incentivos tributarios en República Dominicana son: (a) Excesivos, con un gasto tributario que representó 5.9% del PIB en 2009; (b) Inequitativos, ampliando la brecha entre quienes pagan y quienes no deben hacerlo; (c) Perdurables o de larga duración (su período de validez debe ser limitado, respondiendo con ello al principio de industria incipiente, que justifica el otorgamiento de incentivos con el fin de desarrollar un determinado tipo de industria.

El FMI advierte que en esas circunstancias el régimen tributario dominicano es insostenible, y señala que la recaudación tributaria se redujo entre 2007 y 2010, del 16 al 12.8 por ciento del PIB

También señala como elementos negativos de los incentivos tributarios dominicanos: (d) las distorsiones, que propiciarían un continuo desvío de inversiones a las actividades con mayores incentivos fiscales, en vez de orientarse hacia donde su productividad es mayor; (e) difícil administración (tantos beneficios y tratamientos diferentes dificultan notablemente la administración del régimen tributario).

Los señalamientos y recomendaciones del FMI al Estado dominicano están contenidos en un documento fechado el 16 de diciembre de 2011, denominado “Estrategias para un sistema tributario más equitativo y eficiente”, redactado por los especialistas Ricardo Fenochietto, Roberto Achatan, Isaías Coelho y Miguel Pecho.

En el resumen de conclusiones y recomendaciones, obtenido por Acento.com.do,  gracias a una fuente gubernamental, el FMI afirma que el régimen tributario de República Dominicana ha perdido característica general, tornándose en un grupo de normas selectivas, liberatorias del pago parcial de tributos o creadoras de exoneraciones tributarias amplias a favor de un sector determinado, de forma tal que cada actividad o renglón termina con su propio régimen impositivo.

Resalta los ejemplos de las industrias del turismo, calzado, textil, zonas francas, exportaciones, electricidad, cine, restaurantes, agropecuaria, región fronteriza, colmados, farmacias, tiendas minoristas, banca y mercado de valores.

“Estos regímenes son, general, liberatorios de pago: La recaudación disminuye la mayoría de las veces que se crea uno de ellos y se concentra cada vez más en los sectores que deben tributar a altas tasas (29 por ciento en el ISR de empresas) generando gran inequidad y distorsiones”, sostiene.

El FMI resalta que, debido a esas distorsiones, quienes deben tributar buscan vías para no hacerlo, ya sea evadiendo, presionando para obtener los mismos beneficios de quienes no tributan o migrando hacia la zona o actividad exenta del pago de impuestos.

“Se ha creado así un régimen tributario complejo, inestable (seis reformas en 9 años) y difícil de controlar, que no cumple con ninguno de los principios básicos de tributación: suficiencia (para financiar un gasto público mínimo); equidad (que los habitantes de un país contribuyan a las arcas del Estado en la medida de su capacidad) y eficiencia (que el régimen altere mínimamente las decisiones de los productores y consumidores)”, precisa el documento.

El FMI advierte que en esas circunstancias el régimen tributario dominicano es insostenible, y señala que la recaudación tributaria se redujo entre 2007 y 2010, del 16 al 12.8 por ciento del PIB.

“Diversos factores explican tal reducción, entre ellos la proliferación de incentivos y exenciones; la crisis financiera internacional del 2008-2009; la disminución de la tasa del ISR (Impuesto Sobre la  Renta para empresas del 30 al 25 por ciento); la reducción de la tasa de retención a contratistas del Estado (del 5 al 0.5%); la no indexación del impuesto específico de combustibles y el establecimiento de arancel cero para las máquinas y equipos, entre otros factores”, subraya el documento del FMI.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Economia y Negocios

Favor dejar su Opinion:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s