Recuerdan a 13 años la muerte del padre Emiliano Tardiff

Santo Domingo.- Con alabanzas de adoración, testimonios, conferencias y una eucaristía a cargo del cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, la comunidad “Siervo de Cristo Vivo” recordó ayer la vida del padre Emiliano Tardiff.

La ceremonia aniversaria de los 13 años de la muerte del padre, se inició a las 8:00 de la mañana y terminó pasada las 4:00 de la tarde, con una petición a Dios por la salud de los enfermos.

En la liturgia, López Rodriguez destacó la obra pastoral de Tardiff, quien nació el 6 de junio de 1928 en Saint Zacharie, Quebec, Canadá, en el seno de una familia numerosa de catorce hijos.

El encuentro fue realizado en la Escuela de Evangelización Juan Pablo Segundo de la avenida Jacobo Majluta, con la asistencia de cientos de personas que en su vida pastoral estuvieron cerca de Tardiff.

El retiro se celebró bajo el tema “Padre Emiliano Tardiff; un hombre de fe”, y hubo dos charlas se tituladas “La fe nos lleva a la salvación”, a cargo de Doris Montero, y “La fe: un canal ancho”, dictada por Miguel Horacio.

Laura Hernández, miembro de la comunidad, detalló que es una tradición realizar el retiro en recordación de Tardiff, para desarrollar actividades que el padre siempre quiso en vida que se hicieran en bien de las personas. “El pedía que oráramos por los enfermos y que siguiéramos cumpliendo con la misión de evangelizar”, agregó.

Su vida A la edad de trece años, Emiliano Tardiff fue recibido en Quebec, en un Seminario de los Misioneros del Sagrado Corazón donde cursó desde el 1941 hasta el 1948 sus estudios de primaria y secundaria y el 8 de septiembre de 1948 en el noviciado en Sainte Clothilde.

Fue ordenado sacerdote el 24 de junio de 1955 y el 8 de diciembre de 1955, solicita a su superior provincial que lo enviara a la República Dominicana, donde se dedicó a la vida misionera.

Fue profesor del Seminario Misionero de las Matas; director de la revista “Amigo del Hogar”, la cual renovó y luego fundó la imprenta que lleva su mismo nombre.

Trabajó en diferentes parroquias atendidas por los Misioneros, fue superior de su congregación desde 1966 hasta el 1973, llevando grandes proyectos como el Centro Vocacional de Licey, el Centro de Promoción de Nagua y la residencia donde hoy está situada la Casa Provincial en los Prados.

Fue presidente de la conferencia de religiosos (CONDOR), trabajó en los cursillos de cristiandad, en el Movimiento Familiar Cristiano y de una manera especial, después que el Señor lo sanó, ayudó a extender la Renovación Carismática en la República Dominicana y en el mundo entero, a través del llamado a la Evangelización con el poder del Espíritu.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sociedad y cultura

Favor dejar su Opinion:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s