Para The Economist, Medina corre el riesgo de tener que gobernar bajo la sombra de su predecesor LF

Santo Domingo, República Dominicana.- La revista The Economist dedicó un análisis a la República Dominicana, en el cual elogia los logros del gobierno del presidente Leonel Fernández en materia de estabilidad y crecimiento de la economía, en medio de una región en la que muchos partidos han perdido las elecciones por la crisis económica.

El trabajo también pone en perspectiva la situación en la que va a gobernar el presidente Danilo Medina, y afirma que corre el riesgo de que su administración quede bajo la sombra del actual gobernante, Leonel Fernández Reyna.

El análisis, que está fechado el 26 de mayo, señala que recientemente el Caribe ha sido golpeado por tormentas, espantando a los turistas y las remesas de las que depende la República Dominicana.

Observa que la mayor parte de la región apenas ha experimentado crecimiento económico desde 2009, y que varios gobiernos han sido arrastrados por la crisis.

“En los últimos seis meses, votantes descontentos han expulsado a los partidos gobernantes en Jamaica y las Bahamas. Pero el sol sigue brillando en la  República Dominicana, donde el crecimiento se ha mantenido en más del 5% al año”, subraya.

Resalta que el 20 de mayo los dominicanos recompensaron debidamente al Partido de la Liberación Dominicana (PLD), pero que Danilo Medina, su candidato presidencial,  apenas obtuvo el 51% de los votos, en medio de acusaciones de fraude.

“En los últimos seis meses, votantes descontentos han expulsado a los partidos gobernantes en Jamaica y las Bahamas. Pero el sol sigue brillando en la República Dominicana, donde el crecimiento se ha mantenido en más del 5% al año”

Afirma que Medina se enfrentó a un rival débil en Hipólito Mejía, del Partido Revolucionario Dominicano, que hizo campaña bajo el enigmático lema “Llegó Papá”.

“Mejía manejó mal una crisis bancaria, cuando fue presidente entre 2000 y 2004. Gritó “fraude” esta semana. Los observadores de la Organización de Estados Americanos certificaron el resultado de las elecciones, pero confirmaron los informes de la compra de votos”, precisa.

Agrega que Participación Ciudadana, dice que los dos principales partidos ofrecieron entre 500 y 2,500 pesos (de US$13 a US$65) para comprar las cédulas de identidad y electoral de la ciudadanía.

“Nadie sabe la magnitud del fraude, pero las autoridades electorales recibieron 400,000 solicitudes de cédulas de identidad y electoral en la semana previa a las elecciones. La compra de votos del gobierno pareció superar en gran medida la de la oposición”, afirma Francisco Álvarez, coordinador general de Participación Ciudadana.

The Economist sostiene que Medina recibe el batón de Leonel Fernández, quien como presidente durante 12 de los últimos 16 años, ha dominado la vida política de su país, restableciendo la confianza después de la crisis bancaria, y reduciendo la inflación del 50% al 8%.

Indica que Fernández cortejó a los inversionistas extranjeros en un perfecto inglés de Nueva York. Ha resultado un vendedor seductor para su país.

“Cuando los empresarios van a hablar con Fernández, escuchan lo que quieren oir”, dice un diplomático, quien lo llama “el oráculo de Santo Domingo”, señala la revista.

Considera que las acusaciones de sus opositores de que Fernández ejerció una “dictadura constitucional” es una exageración. Sin embargo, el PLD, que controla ambas cámaras del Congreso, al menos hasta 2014, domina todas las ramas del gobierno.

“Como jefe del Consejo Nacional de la Magistratura, Fernández pudo supervisar el nombramiento de los miembros de la Corte Suprema y el Tribunal Electoral. También eligió a los miembros de la Cámara de Cuentas, que mantiene un ojo en el gasto del gobierno”, añade.

The Economist resalta que el gobierno es “barroco” en cuanto al número de sus funcionarios, con sus 334 viceministros, y un ministerio de Relaciones Exteriores que cuenta con 113 embajadores, a pesar de tener sólo 45 embajadas.

Detalla que el PLD gastó mucho más que sus oponentes en la campaña.

“Medina prometió un “cambio seguro”. Realmente, hay cosas que requieren una reforma. Casi un tercio de los dominicanos siguen viviendo en la pobreza, una cifra más alta que antes del colapso bancario. Las industrias de telecomunicaciones, de rápido crecimiento,  y las finanzas no generan muchos puestos de trabajo”, precisa.

Observa que Temístocles Montás, el ministro de Economía, dice que el país necesita desarrollar un turismo de mayor valor y cambiar a las fábricas textiles, vulnerables a la competencia china, por las de alta tecnología, lo que requiere más trabajadores altamente calificados.

“El gasto en educación es igual sólo al 2% del PIB, menos de la mitad del promedio latinoamericano. Duplicarlo, que como había prometido, significa ampliar los ingresos fiscales, un ínfimo 13% del PIB. Los consumidores también deben pagar más por la electricidad, que es altamente subsidiada, y están sujetas a los cortes de energía”, argumenta.

Advierte que exprimir la gente va a ser difícil, cuando muchos sospechan que los impuestos se están  malgastando. Algunos funcionarios vinculados a las obras públicas se han convertido, inexplicablemente, en ricos, según medios locales.

“Transparencia Internacional, un organismo de control, sella al país como el más corrupto, después de Haití, entre los más grandes Estados del Caribe. Es el peor de los 142 países estudiados por el Foro Económico Mundial por el derroche del gasto público, el segundo peor en “favoritismo en las tomas de decisiones de los funcionarios”, y el tercero peor en el desvío de fondos públicos, aunque tiene un buen puntaje para los inversores.

Agrega que el crimen es otra preocupación, y que la tasa de asesinatos ha aumentado de 14 por cada 100,000 habitantes, a 25 en la última década, mientras los traficantes de drogas que tratan de evadir la represión en México utilizan el territorio dominicano.

Señala, además, que el año pasado la policía mató a 289 personas en un país de menos de 10 millones de habitantes.

“Una vez más, la corrupción está obstaculizando el progreso: cables filtrados de la embajada de Estados Unidos vinculan a altos funcionarios con el tráfico de drogas”, expone.

Para The Economist, Medina corre el riesgo de tener que gobernar bajo la sombra de su predecesor, y observa que la esposa de Fernández, Margarita Cedeño de Fernández, será la nueva vicepresidenta.

“Fernández será elegible para postularse para un cuarto mandato en 2016, y muchos sospechan que lo hará. Muchos de los problemas del país son anteriores a Fernández, y fueron incluso peores. Aun así, si el señor Medina quiere dejar su propia marca, podría empezar por tratar de limpiar la vida pública”, precisa.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Economia y Negocios, Internacionales, Politica

Favor dejar su Opinion:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s