Medina está llamado a hacer, como prometió, un buen gobierno.

Santo Domingo.- Después de superados los inevitables pataleos tras su elección el pasado 20, el presidente electo, Danilo Medina, tiene en su favor el beneficio de la duda, sobre todo porque sus adversarios no tienen muchas armas para el ataque ya que a lo largo de la campaña electoral lo ignoraron.

Medina está compelido a hacer, como prometió, un buen gobierno.

A posteriori de los comicios se ve que ignorar al candidato presidencial del PLD fue otro de los errores que cometieron la campaña y el candidato Hipólito Mejía, los cuales enfocaron sus ataques desde el principio hacia el presidente en ejercicio, Leonel Fernández, que en ningún caso aceptó el reto.

Medina, protegido desde temprano en la noche electoral por la percepción de que había ganado las elecciones, tiene ahora las enormes presiones de que las instituciones de la llamada sociedad civil y otros, quieren dictarle las decisiones e imponerle un consenso.

Las presiones que tiene son enormes y pareció demostrarlo a principios de la semana pasada cuando un grupo de periodistas esperó afuera de su apartamento para entrevistarlo. El presidente electo bajó el vidrio de su vehículo y les dijo que “no podía seguir en esto”, un comentario que causó extrañeza.

Realmente es todo lo contrario porque el presidente electo tiene que seguir en eso, hablar con la prensa durante toda la transición de forma que siga dominando el momentum político, y el mismo no vaya al lado del PRD donde ya se inició una brega por el poder partidario que dará mucho de qué hablar.

Al visitar posteriormente San Juan de la Maguana, su ciudad natal, Medina llamó a los periodistas y los exhortó a “seguir realizando un trabajo apegado a la ética y a la objetividad en aras de fortalecer cada día más la democracia”.

Habría sido una forma elegante de dispensa con la prensa.

Medina es y será durante la transición de poco menos de tres meses, el centro de atención desde donde se producirán las noticias para el futuro. La instalación de una ofi cina bien atendida del presidente electo le haría más fácil el trabajo al futuro gobernante, tenido como hombre de presión baja.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Elecciones

Favor dejar su Opinion:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s