Asesino del niño desaparecido hace 33 años es puertorriqueño

Por José A. Delgado/ jdelgado@elnuevodia.com

WASHINGTON– Los orígenes de Pedro Hernández, quien confesó haber dado muerte al niño neoyorquino Etan Patz hace 33 años, están en Puerto Rico, confirmó hoy un portavoz de la Policía neoyorquina.

Hernández fue arrestado anoche, tras admitirle a la Policía que le quitó la vida a Patz, quien tenía seis años y cuyo caso conmocionó a Estados Unidos hace tres décadas.

La foto de Patz se convirtió en la primera imagen que se imprimió en cartones de leche para notificar la desaparición de un menor.

Por su desaparición ocurrir un día como hoy, el presidente Ronald Regan declaró poco después el 25 de mayo como el “Día Nacional de Niños Desaparecidos”.

La Policía comenzó a investigar a Hernández, quien en las últimas décadas ha vivido en Camden, Nueva Jersey, después de que le revelara a familiares o amigos – eso aún no está claro – que hace 33 años había cometido un crimen.

“Hace unos años se comentó que había hecho algo. Pero, a mi no se me dijo nada, ni él me dijo nada, tampoco a mi esposa o a algún familiar, que yo sepa”, indicó a ABC José López, cuñado de Hernández.

Según el jefe de la Policía neoyorquina, Raymond Kelly, Hernández ha indicado que le ofreció un refresco al menor, a quien llevó hasta el sótano de la bodega, donde le mató, descuartizó y colocó en una bolsa de basura.

Los restos del menor, según los detalles de la confesión de Hernández divulgados por la Policía, fueron dejados con otras bolsas de basura a un bloque y medio de la bodega.

En aquel momento, Hernández tenía 18 años y trabajaba en una bodega de la zona de SoHo, en el sur de Manhattan.

La Policía sostiene que Hernández no ha dado razones para el asesinato.  Pero, que pareció aliviado de haber admitido su crimen.

Kelly sostuvo que es improbable que los restos del menor puedan ser recuperados.

Desde hace casi dos décadas, Hernández ha recibido beneficios por discapacidad. Tiene una hija.

“Sabemos que desciende de puertorriqueños”, dijo un portavoz de la Policía de Nueva York, al confirmar esta mañana los orígenes de Hernández.

Por lo que se conoce aunque trabajó por un tiempo en Nueva York, su familia ha estado por décadas en Camden, Nueva Jersey.

Sus vecinos han expresado sorpresa por el arresto. “Son la clase de vecinos que todo el mundo quiere, porque no molestan a nadie”, dijo Richard Hammel al diario The New York Times.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Internacionales

Favor dejar su Opinion:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s