Una champions vestida de muchos dólares rusos.

Por Carlos Becerritt / Sol de la Florida.-

La recién Liga de Campeones de Europa conseguida por el conjunto el Chelsea en tanda de penaltis ante el Bayern de Múnich, ha desatado una serie de especulaciones, sobre si en verdad se necesita gastar más de 1.000 millones de dólares para obtener este preciado trofeo.

Desde la llegada del ruso  Roman Abramovich, a la presidencia del Chelsea, se ha gastado una cantidad inimaginable de dinero, y sólo, para lograr ganar la Liga de Campeones.

Claudio Ranieri, fue el primer técnico en la era Abramovich en llegar al banquillo de los “Blues”, trayendo con ello, jugadores de la talla de Claude Makélélé, mediocampista francés que un año antes, había ganado la Liga de campeones con el Real Madrid. El entrenador italiano luego de grandes esfuerzo fue despedido por el dueño del Chelsea, quien en 2004 se trajo se José Mourinho, estratega que consiguió un trofeo de Champions con el Oporto de Portugal.

Los millones se seguirían gastando, pero la champions nada que se llegaba. Didier Drogba, ingresó al club como uno de esos jugadores obreros, que están en el equipo para hacer el trabajo. Al marfileño se le unieron fichajes como Ashley Cole, Carvalho, Ballack, Shevchenko, entre otros, que costaron una cantidad exorbitante, pero que con Mourinho, no lograron llegar a la final de la Liga de campeones.

En 2008, el israelí Avram Grant fue el primer entrenador en llevar al Chelsea a una final del Champions, la cual perderían, desde los doce pasos, con el Manchester United. Posteriormente a eso, los ingleses siguen gastando en técnicos, y unen a sus filas al reconocido italiano Carlos Ancelotti, que luego cediera su paso al joven portugués André Villas-Boas, quien sin pena ni gloria fue sustituido por Roberto Di Matteo.

Matteo, consiguió la Liga de Campeones, trofeo que otros entrenadores del Chelsea buscaron desde 2003, año en el que Abramovich adquirió al conjunto inglés. Sin embargo, para muchos un mal sabor de boca deja este triunfo, debido a que se gastó más en fichar a jugadores y entrenadores para ser los monarcas de Europa, que a lo recibido por la victoria.

Alrededor de 60 millones de euros, entró a las cuentas del club por haber logrado salir vencedores en esta competición, lo que significa, que esa cantidad no resarce lo gastado por Abramovich desde que llegó a los “Blues”.

Las interrogantes son: ¿Que buen sabor a fútbol les deja el triunfo obtenido por el Chelsea en la final de la Liga de Campeones? ¿Realmente es necesario gastar elevadas sumas de dinero para lograr este premio, pero sin dejarle nada al fútbol?

Unos las defienden y otros no. Lo cierto que proyectos millonarios necesitan resultados a corto plazo, sin importar, si juegas bien o mal. El fútbol ha perdido en vistosidad de juego, al ver como los “Blues” disputaron las semifinales de la Champions ante el Barcelona y la final contra el Bayern.

Para una población de este deporte, un sabor amargo dejó la victoria del Chelsea este fin de semana, en la final de la Liga de Campeones. Todo porque vieron a un equipo que poco propuso, que sin ideas alcanzó a obtener esta copa, pero que con la suerte de su lado, al fin han logrado, un campeonato que les ha costado más de 1.000 millones de dólares. Los partidos no se merecen, se ganan.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Deportes

Favor dejar su Opinion:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s