Corea del Norte dice tener «armas poderosas» para destruir a EE.UU. de «un solo golpe»

Pablo m. Díez / ABC corresponsal en pekín

Corea del Norte.- El anacrónico régimen estalinista de Corea del Norte vuelve a las andadas tras el estrepitoso fracaso de su último cohete, que en teoría podría ser capaz de golpear las costas de Alaska pero se estrelló un par de minutos después de ser disparado el pasado 13 de marzo. Este miércoles, Pyongyang ha redoblado sus amenazas aprovechando otra más de las innumerables celebraciones propagandísticas que pueblan el calendario «Juche», la particular filosofía comunista alumbrada por el padre de la patria y «Presidente Eterno», Kim Il-sung.

Con motivo del 80 aniversario de la fundación del Ejército, el jefe del Estado Mayor, Ri Yong-ho, ha asegurado que Corea del Norte dispone de «poderosas armas modernas que pueden derrotar a los imperialistas de Estados Unidos de un solo golpe». Según informa la agencia Ap, el vicemariscal alardeó así ante oficiales del Ejército y cuadros del Partido de los Trabajadores durante un encuentro en la Casa de la Cultura 25 de Abril de Pyongyang.

¿Amenaza real o fanfarronería? Desde que el nuevo dictador, el joven Kim Jong-un, quedara en evidencia por el fallido lanzamiento del cohete, los analistas y servicios secretos de EE.UU., Corea del Sur y Japón temen que ordene otro ensayo nuclear para compensar dicho fracaso y protagonizar una nueva demostración de fuerza. Tras las pruebas de 2006 y 2009, sería la tercera detonación de una bomba atómica en este paupérrimo país donde sus 23 millones de habitantes sobreviven a duras penas con cartillas de racionamiento. Además, ambos ensayos vinieron precedidos por sendos lanzamientos de misiles que provocaron la repulsa internacional y nuevas resoluciones de condena en el Consejo de Seguridad de la ONU. Imágenes tomadas por satélite, que muestran la excavación de un nuevo túnel cerca de los lugares donde se llevaron a cabo las otras dos pruebas, parecen confirmar estas sospechas

Durante los últimos días, Pyongyang ha recuperado su retórica belicista y el lunes amenazó con reducir Corea del Sur «a cenizas». Separados desde el final de la guerra en 1953, ambos países siguen teóricamente en guerra porque firmaron un armisticio y no un tratado de paz.

Bindarse en el poder

Expertos consultados por ABC, como Daniel Pinkston, de International Crisis Group, creen que «Corea del Norte dispone de plutonio para fabricar entre seis y diez bombas atómicas», pero dudan de que «haya desarrollado la tecnología para montarlas como cabezas nucleares en sus misiles».

Con todas provocaciones, el régimen de Pyongyang no persigue más que blindarse en el poder y jugar la baza de la diplomacia nuclear para conseguir ayuda humanitaria y petróleo a cambio de sus promesas de desarme.

Fuente: ABC

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Internacionales

Favor dejar su Opinion:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s